Seguidores

4 nov. 2009

Superhéroes denuncian malos tratos en un geriátrico.


“No nos merecemos esto. Hemos puesto en peligro nuestras vidas por el bien de la humanidad y jamás pedimos nada a cambio, lo mínimo que reclamamos es un poco de respeto y consideración!”, exclama El Increíble Hulk con sus 92 años recién cumplidos, mientras intenta planchar una camisa maltrecha.
La agrupación “S.E.D” (Superhéroes en estado deplorable) elevó un informe a la Justicia en el que se denuncia el desastroso estado en el que se encuentran las instalaciones del Hogar Geriátrico que hospeda a algunas de las figuras más rutilantes del cómic mundial. Dicho informe, además, involucra al personal de la institución al que se le atribuye “maltrato, desidia y abandono de persona” hacia los internados. “Si pudiera, me iría volando de acá, como en los viejos buenos tiempos”, exclama Superman mientras se le pianta un lagrimón. El panorama es realmente desolador: da un poco de pena ver a la Mujer Maravilla, en pantuflas, mostrando sus piernas varicosas, movilizándose con dificultad en una silla de ruedas. “Gatúbela tuvo mejor suerte, cobra una pensión de puta madre y vive como una reina en un duplex a todo culo”, comenta la ex heroína quien inmediatamente se excusa por el lenguaje.” La ultima vez que intenté transformarme, me mareeé en la segunda vuelta, encima estas guachas me usaron el shortcito azul con estrellitas blancas para limpiar el piso”, acusa, señalando al personal.

No hay comentarios: